27/01/2021

¿Conocías todas estas leyendas de A Mariña sobre el mar?

Las leyendas gallegas no solo tienen espacio para meigas y trasgos, las criaturas marinas también juegan un importante papel en nuestra cultura.
¿Conocías todas estas leyendas de A Mariña sobre el mar?

Las leyendas en Galicia tienen una gran presencia, formando una parte inseparable de su cultura y tradición. Meigas y trasgos son un ejemplo de la gran variedad de criaturas mitológicas que forman parte de la cultura gallega, aunque sin olvidarnos por supuesto de las sirenas, grandes protagonistas de las leyendas marinas de A Mariña especialmente.

El origen de la sirena y su presencia a lo largo de los años


La primera referencia a estos seres mitológicos se encuentra en la Antigua Grecia, aunque muchos consideran que su origen es anterior. Por aquel entonces se consideraba a éstas como ninfas marinas cuya voz resultaba atrayente para todo aquel que la escuchase, un aspecto característico que sigue presente en las leyendas actuales. La principal diferencia respecto al concepto que tenemos de sirenas hoy es que antes se representaba a estas criaturas con cabeza humana, tanto de hombre como de mujer, y su cuerpo era de ave. No fue hasta llegada la Edad Media cuando las sirenas, también llamadas nereidas, fueron representadas con cabeza de mujer y cuerpo de pez.

En Galicia su figura es realmente importante, llegando a inspirar a distintos artistas. En el ámbito religioso las sirenas aparecen esculpidas con intención de hacer referencia al pecado de la lujuria mientras que en el arte popular hay artistas que se especializaron en esta figura mitológica, como es Urbano Lugrís, pintor al que se le apodaba como “el artista que imaginó el mar”. Entre sus obras, se pueden encontrar distintas representaciones de las sirenas. A su vez, han estado presentes en la heráldica a través del escudo familiar de Los Mariño en Rianxo, emblema que a su vez inspiraría a Castelao en su propuesta para el escudo de Galicia en el siglo XX.

Las leyendas marinas más populares en A Mariña 


Con una clara presencia en la historia y cultura gallega, no es de extrañar que las sirenas formen parte de sus leyendas. En A Mariña, un lugar tan vinculado al mar, las sirenas forman parte importante de las leyendas marinas. A continuación os contamos algunas de esas leyendas protagonizadas por sirenas gallegas que han ido pasando de padres a hijos y que aún a día de hoy forman parte del conocimiento popular.

La leyenda A Maruxaina


Su origen se sitúa en la villa marinera de San Cibrao, en Cervo, donde además cuenta con una fiesta en su honor. Esto se debe a que A Maruxaina es, posiblemente, una de las sirenas más famosas de Galicia y cuyo escondite, tal y como cuenta la leyenda, se sitúa en la cueva de Xan Xoan Vello, en el islote de la Sombriza.

Esta lograba atraer a los marineros con su voz y, una vez los tenía lo suficientemente cerca, provocaba vientos y tempestades que los hacían naufragar. Esta situación llevó a los lugareños a tomar medidas por lo que, durante la noche y tras apagar todas las luces del pueblo, salieron a buscarla. Tomando como guía el sonido de sus cuernos para poder orientarse en la oscuridad del mar, lograron disuadir los cantos de la propia sirena y, de ese modo, procedieron a su captura para poder juzgarla en el puerto.

Esta historia sigue viva en la zona, recreándose a día de hoy con juicios en los que intervienen tanto detractores como defensores de la propia sirena. Después de todo, con el paso del tiempo, se ha llegado a cuestionar si realmente era la sirena la que provocaba el mal tiempo o, por el contrario, trataba de alertar a los marineros de este. Por ello, de igual modo que se cuestiona si sus motivos eran buenos o malos, la historia de A Maruxaina se ha mantenido viva a lo largo de estos años debido a los trágicos sucesos de la zona.

Sirenas del regato do Bao


No todas las sirenas de las leyendas habitan en el mar; prueba de ello es una famosa leyenda de sirenas de agua dulce recogida en el regato de Sober. Según lo que se describe en la leyenda, estas eran conocidas como xacios o xacias, anfibios de aspecto humano que podían ser tanto mujeres como hombres. Estas se diferencian principalmente de las sirenas por el hecho de que pueden habitar tanto en las profundidades del río como en tierra firme.

Aunque no se conoce mucho de su historia, el punto común de los xacios es que se dice que tienen grandes tesoros con los que lograban atrapar a sus víctimas, a pesar de que supuestamente nadie regresó para poder contarlo.

Noticias destacadas

El técnico catalán permanecerá dirigiendo el banquillo naranja hasta final de temporada.

Con la Futsal WEC, las Guerreiras Laranxas se alzan en Lugo con su décimo título consecutivo.

Recursos existentes en esa red gallega de apoyo, clasificados según el área de que se trate: psicológica, social, jurídica, económica, laboral, etc.