24/11/2020

¿Conoces las posiciones en el fútbol sala? Aprende lo que hay que saber

¿Conoces las posiciones en el fútbol sala? Aprende lo que hay que saber

Si tenemos en cuenta cuántos jugadores juegan en fútbol sala durante un partido, obviamente la reducida cantidad de jugadores en el campo deriva en menos cantidad de posiciones con respecto a otros deportes. En este aspecto el fútbol sala es más parecido a otras disciplinas como el baloncesto, que al propio fútbol 11. 

No por ello las posiciones en fútbol sala son menos interesantes y, de hecho, disfrutar de un partido sabiendo el papel y trabajo de cada jugador en el parqué​ es ciertamente gratificante. Comprender el juego es algo que lleva años, sin embargo debemos comenzar por elementos básicos como las posiciones en la pista.

¿Cuántos jugadores hay en fútbol sala?

De forma general en un partido de fútbol sala empezarán en la pista cinco jugadores o jugadoras en cada equipo. Un quinteto inicial que podrá rotar en todo momento, según la situación lo requiera y así lo considere su entrenador. No existe un límite de cambios como en otros deportes. 

Por circunstancias del juego y del reglamento, es posible que un equipo pueda jugar con uno o varios jugador menos durante un tiempo (como una expulsión) o, incluso, que transforme la posición de algunos de sus jugadores si la situación lo requiere (como el caso del portero jugador). Pero ningún equipo podrá jugar con más de 5 jugadores o jugadoras en el campo.

Las diferentes posiciones en el fútbol sala

En fútbol sala los jugadores están en constante movimiento, el juego rotatorio es habitual especialmente para crear espacios y buscar debilidades del rival, así que por circunstancias del juego es muy probable que los jugadores terminen por intercambiar sus posiciones de forma momentánea. Por ello todos los jugadores deben tener un cierto dominio en cada posición, aunque se especialicen en una de ellas.

Portero

Al contrario que en el fútbol, en donde los porteros no suelen tener una incidencia demasiado directa en el juego combinado del equipo, en fútbol sala el portero realiza muchas más funciones que simplemente atajar los balones del equipo contrario. Podríamos decir que en muchos casos incluso cumple funciones ofensivas, además de colocar a sus compañeros al tener un mayor campo de visión de la pista. 

Hoy en día al portero o portera  de fútbol sala se le requiere la agilidad y reflejos innatos de un jugador o jugadora de esta posición, pero también un buen juego de pies para ayudar en las transiciones rápidas con fiabilidad, además de un saque largo preciso. Son habituales los balones largos a la espalda de los rivales en busca del pívot, buscando situaciones que pueden generar mucho peligro al equipo contrario.

Cierre

El jugador más defensivo del equipo y cercano a la portería, con excepción del portero, es el cierre. Su posición en el campo lo sitúa como último jugador en la pista antes del portero, motivo por el que se trata de un puesto en donde se requiere muy buenas condiciones físicas y un juego muy expeditivo cuando se trata de parar al rival. El cierre debe contemporizar muy bien y tener temple a la hora de iniciar una jugada, ya que fallar un pase nunca es recomendable siendo el último jugador…

Constantemente está ayudando a sus compañeros con una capacidad de sacrificio máxima, pero a la vez sacando el balón e iniciando el juego cuando es necesario. Por ello en un deporte como el fútbol sala el cierre no sólo debe defender bien, también tener buen tacto con el balón, precisión y seguridad. Se le requiere un buen disparo lejano y por norma general es un jugador que suele colocar al equipo en el terreno de juego, al igual que el portero.

Alas

El ala derecha o ala izquierda son jugadores o jugadoras que normalmente se ubican sobre las bandas y aportan cierta amplitud al juego. Estos suelen ser jugadores con una gran calidad técnica, jugadores creativos capaces de irse de un rival en un palmo de la pista para generar una superioridad. En muchos casos son también jugadores rápidos, con fuerza física y un buen tiro de media y larga distancia. Además de la habilidad técnica y física del jugador o jugadora en este puesto, lo cierto es que un ala debe tener mucha resistencia.

Por norma general es la posición de más recorrido -y por lo tanto desgaste- en un partido, al participar muy directamente tanto en jugadas defensivas como ofensivas, siendo una constante para ellos recibir y jugar. En el ataque son jugadores en constante movimiento en busca de espacios libres en la defensa rival, al tiempo que deben realizarle la cobertura al cierre cuando este deba salir de su posición por motivos del juego.

Pívot

El pívot es el jugador del equipo más ofensivo, aunque no por ello su papel en la zona defensiva es menos importante; de hecho es el primer defensa del equipo, el que presiona la salida y creación de juego del rival. Es una posición que debe estar ocupada por un jugador o jugadora con un gran olfato de gol, además de crear espacios libres con su movimiento o liderar el juego ofensivo.

Por norma general son jugadores con buena habilidad técnica, disparo con ambas piernas, y con una buena dosis de paciencia. Por condiciones o según lo requiera el entrenador, podemos ver diferentes tipos de pívot, dividiéndose a grandes rasgos en pívot fijo o falso pívot. Un pívot fijo suele ser un jugador físicamente poderoso que juega a espaldas de la portería rival, aguantando el balón y creando superioridades junto al ala o chutando en un movimiento rápido. Un falso pívot suele ser un jugador con más movilidad y agilidad, que busca o crea espacios para el juego ofensivo.

Noticias destacadas

El Pescados Rubén Burela FS participó esta mañana en la presentación del primer Plan de Patrocinio de los Equipos de Alta Competición Femeninos.

Visitamos el municipio de Barreiros acompañados por la alcaldesa Ana Ermida.

Visitamos el hermoso municipio de la Mariña Lucense junto a David Rodríguez, concejal de deportes.