19/01/2023

5 consejos para una recuperación adecuada después del entrenamiento

Evita estar dolorido tras una sesión de entrenamiento con estos consejos de recuperación.
5 consejos para una recuperación adecuada después del entrenamiento

Comienza la cuesta de enero y, con ello, muchos tienen en mente empezar a trabajar su cuerpo para mejorar su salud. Sin embargo, hay otros que, a pesar de esas ganas de sentirse mejor, la idea de sufrir dolor les obliga a ceder antes de siquiera intentarlo. De hecho, ¿cuántas veces no te has planteado dejar tu entrenamiento por pereza o simplemente por evitar esa molestia en el cuerpo al día siguiente? Es por ello que queremos mostrarte 5 consejos para una recuperación muscular después del entrenamiento.

Empezar a hacer ejercicio no significa tener que ir al nivel más alto, sino que es un proceso que debemos llevar poco a poco. Después de todo, si queremos disfrutar de los beneficios así como puntos positivos del ejercicio, debemos conocer nuestros límites así como ir mejorando poco a poco. Sin embargo, para que las agujetas no sean un problema, aquí te dejamos nuestros 5 consejos para una buena recuperación.

Haz siempre estiramientos

Estirar antes y después de hacer ejercicio es una parte fundamental para una buena recuperación. ¿Por qué es tan importante realizar un estiramiento? Porque en el instante en el que realizamos este acto aflojamos los músculos tensos así como informamos a nuestro cerebro de que el entrenamiento ha terminado. Una forma perfecta de indicarle que es el momento perfecto para relajarse.

Una buena alimentación

El cuerpo necesita recuperarse, por lo que es importante llenar las reservas cuando se termina de entrenar. Por ello, busca una combinación de carbohidratos y de proteína para estimular el proceso de regeneración. Además, esto también ayuda a poder realizar un desarrollo correcto del músculo así como a mantener un buen equilibrio de insulina, evitando otros problemas como la falta de azúcar.

Mantén la hidratación

Puede parecer poco importante, y sin embargo la hidratación es uno de los puntos más destacados para una buena recuperación. Piensa que, si das todo de ti mismo durante un entrenamiento, notarás que te acaloras y sudas. Por ello, es importante que tengas a mano la botella de agua para poder hidratarte ya que esto además ayuda a calmar el cuerpo así como iniciar los procesos de recuperación.

Enfríate y no pares de golpe

Uno de los errores más comunes a la hora de realizar ejercicio es el parar de golpe. Por ello, antes de realizar los estiramientos, ve rebajando poco a poco el ritmo del ejercicio. Si estás corriendo, por ejemplo, comienza a caminar durante unos cinco minutos hasta, finalmente, empezar con los estiramientos. De este modo podrás garantizar una buena recuperación para tu cuerpo así como evitar esas terribles agujetas que hagan que tu cuerpo al día siguiente llore de dolor.

La importancia de un buen descanso

Al igual que controlar lo que se come, la bebida o incluso realizar estiramientos, el descanso es sumamente importante. No hablamos de las 8 horas estrictamente, pero sí de la cantidad de horas justas para que tu cuerpo se pueda recuperar. Además, procura que sea un buen descanso, profundo y relajado, sin tener interrupciones o con pequeñas siestas que te hagan sentir que has dormido cuando la realidad es diferente.

Noticias destacadas

EL PORTERO, YA UNA INSTITUCIÓN EN EL CLUB LARANXA, DICE ADIÓS TRAS 14 AÑOS DEFENDIENDO LA PORTERÍA

Comenzaron las jornadas donde niños y niñas podrán mostrar su talento en el fútbol sala

Pierden la eliminatoria global contra un gran Atlético Navalcarnero