16/04/2022

¿Cómo evitar lesiones deportivas?: Hábitos para reducir las posibilidades

Con estos sencillos hábitos en tu día a día conseguirás prevenir las lesiones.
¿Cómo evitar lesiones deportivas?: Hábitos para reducir las posibilidades

La realización del ejercicio físico es uno de los puntos más importantes para cuidar nuestra salud, siempre y cuando combinemos este con el descanso adecuado como con una alimentación equilibrada. Sin embargo, la larga lista de beneficios de la práctica de deporte no impide que haya ciertos problemas como son los dolores musculares o, incluso, las lesiones deportivas.

Los deportistas, incluyendo a los presentes en el equipo de Pescados Rubén Burela FS, cuentan con un equipo técnico detrás para ayudarles a cuidar su nutrición así como su cuerpo ante una lesión. Sin embargo, ¿hay algunas prácticas que podamos realizar todos en casa a la hora de practicar deporte? Existen una serie de hábitos que ayudan a reducir las posibilidades y evitar las lesiones musculares por hacer deporte.

Hábitos saludables para evitar las lesiones deportivas

Es importante recordar que las lesiones deportivas no afectan únicamente a los deportistas profesionales, sino que es un problema que afecta a todo el mundo. Por suerte, existen ciertos pasos que podemos realizar para evitar reducir las posibilidades de lesión así como mantenerse activo. Recuerda que estas prácticas serán realmente útiles no solo para prevenir las lesiones, sino para mantener en perfectas condiciones tu salud.

Calienta antes del entrenamiento

El calentamiento es uno de los puntos más importantes a la hora de hacer ejercicio ya que gracias a este podemos preparar nuestro cuerpo e incluso mente. Quizás pienses que el calentamiento no es muy necesario y, sin embargo, debes saber que este ayuda a aumentar el flujo de sangre así como oxígeno en los músculos al tiempo que aumenta la flexibilidad.

A la hora de preparar una buena rutina de calentamiento, debes tener en cuenta ciertos aspectos como el trotar, un estiramiento suave e incluso ejercicios con algo de resistencia. La intensidad con la que debes realizar el calentamiento dependerá también del tipo de ejercicio que vayas a hacer. Sin embargo, lo que sí debes tener en cuenta es que el calentamiento debe tener una duración de al menos 15 minutos

Realiza siempre una sesión de estiramientos

Estirar antes y después de cada ejercicio puede ayudar a mejorar la flexibilidad de tus músculos y, por ello, ayudarte a evitar las lesiones. Estira los músculos suavemente y despacio, manteniendo la tensión durante aproximadamente 30 segundos. En todo momento atiende a tu cuerpo, evitando el dolor y que la sensación sea únicamente de estiramiento.

Eso sí, a la hora de estirar evita una de las malas prácticas que es rebotar. A la hora de estirar, debes buscar en todo momento mantenerte lo más quieto posible. De este modo favoreces a aumentar la flexibilidad de tus músculos.

Utiliza el equipo correcto para cada ejercicio

Antes de nada debes ser consciente de que el equipo que utilizas es el adecuado. En el caso de las botas de fútbol sala, debes saber que existen distintos tipos y cada uno buscando favorecer al jugador de un modo u otro. En caso de que no estés seguro de estar usando las deportivas adecuadas, lo mejor es que te asesores adecuadamente.

En caso de practicar otro tipo de ejercicio que requiere un extra de protección, debes tener en cuenta que el uso de equipo de protección es sumamente importante. Hazte con un buen casco, protectores bucales, coquillas o incluso canilleras. Cualquier tipo de accesorio necesario para asegurarte de que cada parte de tu cuerpo queda protegida como es debido.

Corrige tu técnica a la hora de hacer deporte y conoce tus límites

Si bien realizar deporte es importante, resulta contraproducente si realizas los ejercicios con una mala técnica. Por ello es importante que aprendas a realizar correctamente los movimientos así como mejores la técnica para evitar que un mal gesto pueda desencadenar una lesión.

Por supuesto, al igual que es importante que tengas una técnica perfecta, también es importante que conozcas tus límites. Mantén la atención puesta en lo que tu cuerpo pide y evita forzarte. Si no has hecho deporte o no estás acostumbrado a ello, es importante que no comiences de forma intensa, sino que vayas aumentando la intensidad poco a poco.

Enfriamiento tras una sesión de entrenamiento

Estirar es importante y enfriar el cuerpo tras una sesión de ejercicio es igual de imprescindible. Por ello, después de hacer ejercicio es importante que realices entre 5 y 15 minutos de enfriamiento. Camina a ritmo ligero, estira suavemente los músculos… Pero nunca detengas de forma radical el ejercicio. Tómate tu tiempo para relajar los músculos y garantizar que su flexibilidad se mantenga en el mejor nivel.

Mantén la hidratación y realiza una nutrición correcta

A la hora de hacer ejercicio es importante que bebas mucho líquido, especialmente si realizas este ejercicio durante un día de mucho calor. Por ello, debes tener en cuenta que necesitas reponer esos líquidos que has perdido durante el ejercicio para, de este modo, favorecer la recuperación de los músculos.

Por supuesto, comer también es una parte importante. En este aspecto debes tener en cuenta que comer los alimentos adecuados después de una sesión te ayudará a recuperarte e incluso a ganar energía. Controla lo que tu cuerpo necesita y prepara una dieta equilibrada.

Realiza un descanso completo

Si bien alimentarse y mantenerse hidratado es un punto necesario para cuidar de nuestra salud, el descanso no puede faltar. Por ello, es importante que marques días de descanso para tu cuerpo con intención de ayudar a este a que se recupere. Por supuesto, también es importante que realices un correcto descanso tras los entrenamientos para, de este modo, favorecer la recuperación.

Noticias destacadas

EL PORTERO, YA UNA INSTITUCIÓN EN EL CLUB LARANXA, DICE ADIÓS TRAS 14 AÑOS DEFENDIENDO LA PORTERÍA

Comenzaron las jornadas donde niños y niñas podrán mostrar su talento en el fútbol sala

Pierden la eliminatoria global contra un gran Atlético Navalcarnero