28/03/2021

El faro de Burela: del mar a un escudo

Ni siquiera el fuerte oleaje de su mar impedía que la tierra de Burela recuperase uno de sus emblemas
El faro de Burela: del mar a un escudo

Burela nos ha visto nacer como club deportivo, nos ha visto crecer y nos ha apoyado para avanzar. Por ello, aquellos que conocen bien al Pescados Rubén Burela FS saben de la estrecha relación del club con la localidad y sus vecinos, incluyendo su cultura, tradición y economía, especialmente con la pesca y su puerto, siendo este uno de los más importantes del Cantábrico y el que ofrece unas espectaculares vistas.

Pero si bien observar este puede hacer que nuestra atención se centre en los barcos, hay un punto de interés que mantiene un importante vínculo en la historia de Burela. Este es el Faro de A Pedra de Burela, una espectacular construcción que se ha convertido en emblema del lugar ya que copreside el escudo municipal de Burela, villa que hasta 1995 formaba parte del ayuntamiento de Cervo.

Una construcción de más de 60 años


El faro original fue construido en 1959, siendo toda una hazaña su construcción puesto que su posición a más de 800 metros del puerto hacen que su acceso sea todo un reto. Eso sí, pese a que su pintura en negro y su franja en amarillo pueden ser uno de los elementos que más llamen la atención de este faro, la realidad es que hay otra característica de este que da motivos para que no pierda nuestra atención.

Para aquellos que desconocen la historia del faro, este puede ser uno de tantos que tratan de avisar a los marineros de los peligros del mar. Sin embargo, aquellos que realmente conocen la verdad del faro de Burela saben que no es realmente un faro, sino que se trata de una marca cardinal. ¿Cuál es su función? Este sirve como baliza luminosa que indica a las embarcaciones que deben pasar al este de esta misma.

De este modo, la construcción original sirve como un testigo de cuando Burela era una villa más relacionada con la agricultura que con el trabajo del mar. Y a pesar de que para los marineros no realiza una función práctica para avisarles de los peligros del oleaje y señalar el camino a seguir, sí realiza una función divisoria de las aguas.

Una estructura que ni la fuerza del mar ha borrado


Pese a que ya es un símbolo reconocido en Burela, el faro estuvo en su día a punto de desaparecer. Los fuertes temporales partían uno de los emblemas más reconocidos de Burela; el faro de Pedra Burela perdía la parte superior de la estructura y el resto se mantenía escorado hacia un lado. Un trágico momento que muchos recuerdan con sabor amargo ante el miedo a perder uno de los escudos más importantes de la villa.

Pese a que amenazaba con su desaparición, una reconstrucción del faro tuvo lugar en 2015, momento en el que, a pesar de todas las posibilidades para optar por el cambio, se decidió mantener la estructura tal y como los lugareños la recordaban. Eso sí, con pequeñas mejoras en esta réplica del original donde se han situado paneles solares para mantener la baliza siempre activa.

Su reconstrucción fue toda una hazaña en la que participaron hasta helicópteros tanto para la retirada de escombros como para el transporte de las nuevas piezas. Eso sí, su reestreno viene a demostrar que no importa la fuerza de la marea, este mantendrá su posición para seguir siendo una luz que pueda alertar a los navegantes.

Noticias destacadas

El combinado español, una vez más, tendrá esencia naranja

Tres jugadoras del mejor club femenino del mundo acudieron al espacio de la Televisión de Galicia.

El presidente, Alberto Núñez Feijoo, recibió a Julio Delgado, Peque, Lara y Ale de Paz, junto a Manuel Blanco.