30/12/2022

Las diferentes formas de incorporar el ejercicio en tu rutina diaria

La falta de tiempo ya no será una excusa para no incorporar el ejercicio en tu rutina diaria.
Las diferentes formas de incorporar el ejercicio en tu rutina diaria

En nuestro día a día, podemos tener la sensación de que no tenemos mucho tiempo para el deporte. A veces, porque no llegamos a ser conscientes de todos los beneficios que el deporte puede tener en nuestra salud. Es por ello que, en muchas ocasiones, optamos por simplemente dejarlo a un lado, dándole más oportunidades a otras cosas o, simplemente, decidiendo que el momento de llegar a casa es únicamente para descansar.

En muchas ocasiones, no encontramos hueco para el ejercicio porque, simplemente, no nos organizamos bien. Por ello, vamos a detallar para ti algunos consejos básicos que harán que puedas ir integrando el deporte poco a poco en tu rutina diaria y, con esto, puedas conseguir ganar en salud.

Empieza por organizar tus jornadas y márcate objetivos

Antes de poder empezar a hacer ejercicio, lo ideal es que realices una organización de tu jornada. Trabajo, familia, amigos o incluso estudios. Ten todo organizado por tiempo, garantizando una distribución coherente de cada actividad para, de este modo, poder liberar un poco más de tiempo para incluir el ejercicio en tu día a día.

Debes pensar que, al igual que le das importancia a otras actividades personales y trabajo, también debes tener en cuenta el ejercicio. El deporte es algo que debe ocupar parte de nuestro tiempo y que debemos tomar con ánimo y ganas. Por ello, a la hora de marcarte objetivos debes ir acorde a tu nivel para ir mejorando poco a poco y no perder el ánimo.

Introduce el ejercicio de forma progresiva

Si no realizas ejercicio muy a menudo o incluso vas a empezar, es importante que vayas poco a poco. Debes tener en cuenta que lanzarte de lleno a hacer ejercicio puede ser completamente contraproducente ya que puede abrir espacio a lesiones o incluso malestar. Por ello, el objetivo es incorporar el ejercicio lentamente, para ir poco a poco ampliando el tiempo de entrenamiento.

Una buena forma de empezar a hacer ejercicio es con caminatas. Estas garantizan que, poco a poco, vayas activando el organismo lentamente. Con semanas yendo a caminar, podrás ir poco a poco realizando otros pequeños ejercicios como sentadillas, abdominales o, incluso, incorporando el ir a correr.

Deja atrás el ascensor

Otro aspecto que muchas veces no pensamos es que, abandonar el ascensor, nos puede ayudar a empezar a hacer ejercicio. Por ello, si puedes optar por subir las escaleras en lugar de coger el ascensor para alcanzar el piso al que quieres llegar, puede ser un primer ejercicio perfecto. Notarás como poco a poco vas recuperando fuerza y salud.

Haz ejercicio en compañía

Si bien salir a caminar solo o incluso correr es una buena opción, hacerlo en compañía es mucho más divertido. Por ello, no dudes en animar a alguno de tus amigos o familiares a que comiencen a hacer ejercicio contigo, de este modo tendrás por seguro mantener el ritmo y, sobre todo, evitarás esa pereza de salir de casa al pensar que estarás acompañado en todo momento.

Apúntate al gimnasio

Una buena forma de ir subiendo el nivel a la hora de hacer ejercicio es el gimnasio. En este contamos con profesionales que nos guían a la hora de marcarnos una rutina o máquinas que nos ayudan a avanzar en nuestros ejercicios y cubrir las necesidades de nuestro cuerpo. 

Por ello, si buscas una buena forma de seguir avanzando a la hora de realizar tus ejercicios, esta es una buena ocasión. Sobre todo porque podrás seguir realizando ejercicios en conjunto si consigues a un compañero de gimnasio.

Únete a un equipo deportivo

Otro punto importante a la hora de empezar a hacer ejercicio en tu rutina diaria es unirte a un club. Empezar a hacer ejercicio con compañeros así como marcarte objetivos con tu equipo te animará a participar activamente. Deportes como el fútbol sala no solo tienen grandes beneficios en la salud física, sino también mental.

Los jugadores de fútbol sala deben ser capaces de observar con antelación las jugadas para poder reaccionar en base a estas. Otro aspecto interesante es poder trabajar en conjunto con los otros jugadores, lo que permite una estabilidad así como una forma de disfrutar del ejercicio de forma única.

Noticias destacadas

Los dos clubs de fútbol sala mantienen conversaciones para un acuerdo de filialidad que pretenden ayude a proliferar el deporte en A Mariña.

Niñas y niños de entre 5 y 17 años podrán probar el fútbol sala de forma gratuita del 4 al 17 de junio.

Con hat-trick de nuestra máquina Emilly, el conjunto naranja no ha dado tregua a un muy serio Poio.