31/03/2023

#Pioneras: Enriqueta Basilio, primera mujer en la historia en llevar la antorcha olímpica

Además de tener la oportunidad de llevar la antorcha, fue la primera mujer en encender el pebetero.
#Pioneras: Enriqueta Basilio, primera mujer en la historia en llevar la antorcha olímpica

En el mundo del deporte nos hemos encontrado con mujeres que están listas para marcar historia, para sorprender y dejar al mundo sin palabras. A lo largo de este tiempo, os hemos mostrado a auténticas pioneras que decidieron saltarse todos los límites para demostrar que la mujer también tiene espacio en el deporte. Una de esas mujeres que decidió cambiar la historia para siempre es Enriqueta Basilio, la primera mujer en la historia que pudo llevar la antorcha olímpica.

Norma Enriqueta Basilio Sotelo, mejor conocida como Queta Basilio, (Mexicali, Baja California, 15 de julio - Ciudad de México, 26 de octubre de 2019) fue una famosa atleta mexicana. No solo era talentosa en el atletismo, sino que marcó historia al convertirse en la primera mujer en llevar la antorcha olímpica así como encender el pebetero. Un acontecimiento único que tuvo lugar el 12 de octubre de 1968, durante la inauguración de los XIX Juegos Olímpicos.

Debes saber que sus inicios fueron muy humildes, creciendo en el seno de una familia muy numerosa cuya profesión estaba centrada en la producción de algodón. Sin embargo, ella sabía que no quería dedicarse a esa profesión, sino que quería disfrutar del atletismo.

Esto llevó a la deportista a tener que superar todo tipo de prejuicios que todas las mujeres sufrían por el hecho de practicar un deporte que, por aquel entonces, se consideraba únicamente para hombres. De hecho, esta lucha no estaba centrada únicamente en personas del mundo, sino en su propio hogar, donde le impedían practicar el deporte debido a ser considerado “poco femenino”. 

La deportista que decidió luchar contra los estereotipos

La dedicación constante de Enriqueta llevó a esta deportista a llegar a obtener grandes éxitos profesionales. Tenía una gran calidad en la competición individual así como tenía una dedicación constante que la consiguió hacer destacar de formas únicas. Por ello, se convirtió en un talento en bruto que deslumbró, llegando a convertirse incluso en campeona nacional en la carrera de 80 metros con vallas antes de su llegada a las Olimpiadas.

Sin embargo, fue en el año 68, cuando se convirtió en la primera mujer en encender el pebetero olímpico, cuando marcó historia. Después de todo, se convirtió en un símbolo de época, una verdadera pionera en una época en la que los derechos de la mujer eran un tema casi tabú.

De este modo, con apenas 20 años, se convirtió en la encargada de encender la llama olímpico, con un público que aplaudía este momento, sobre todo porque en aquel entonces era un símbolo de paz. Así, esta joven deportista seguía avanzando en sus éxitos, logrando convertirse en Miembro permanente del Comité Olímpico Mexicano así como volvió a portar la Antorcha Olímpica en el relevo de Atenas 2004 en la Ciudad de México. Más adelante, en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 ingresó la antorcha en el estadio Omnilife durante la ceremonia de apertura para, después, ceder la llama a María del Rosario Espinoza.

Así, de manera inesperada, se convirtió en una mujer que luchó por los derechos y que logró sorprender al mundo con una calidad completamente única.

Noticias destacadas

Jugadores y cuerpo técnico han disfrutado de una mañana de ruta por A Mariña Lucense, visitando algunos de los lugares

Se trata de uno de los puestos cuya estrategia defensiva resulta clave en los partidos de fútbol sala.

El entrenador del equipo masculino del Pescados Rubén Burela FS que acarició el ascenso a Primera División la temporada pasada, continuará ligado a la entidad naranja hasta Junio de 2026.